Zespri #EspacioVitalidad

Ayer se presentó el “II Estudio de Vitalidad Zespri® sobre los Hábitos Vitales de los Españoles” en un evento presentado por Pilar Rubio y con varios profesionales de todos los ámbitos relacionados con el estudio. Mediante la web www.espaciovitalidad.com podemos calcular nuestro índice de vitalidad, y a partir de esta nota la web tiene un montón de herramientas para mejorar nuestros hábitos y entrenar nuestra vitalidad. Yo ya he realizado el test, y mi nota es 9,1 pero no voy a dejar de tomar los consejos que Zespri me propone para mejorar y llegar hasta el 10, os reto a realizar el test y ver cuál es vuestro índice de vitalidad.

De este estudio me llamó la atención el elevado número de personas que no desayunan regularmente, y sobre todo un porcentaje muy elevado que no toma sólidos entre la cena y la comida del día siguiente, lo típico que sólo desayunan un café con leche. Esto no contribuye a mantener el estado óptimo de vitalidad durante todo el día. El desayuno, y los tentempiés saludables, son hábitos alimenticios que tenemos que incluir en nuestra alimentación, yo por ejemplo tomo siempre una fruta en el desayuno y otra a media mañana, normalmente suele ser Zespri Sund Gold, me encanta su sabor dulce. Uno de los beneficios mayores es su alto contenido en vitamina C y fibra, una ayuda imprescindible para elevar el nivel de vitalidad.

"El 40% de los españoles reconoce que se salta el desayuno y 1 de cada 4 no suele tomar ningún alimento sólido entre la cena y la comida del día siguiente"

El estudio también constató que las personas que toman fruta fresca por la mañana son las que tienen más vitalidad. Y más concretamente, aquellos consumidores regulares de fruta tienen, de media, un alto índice de vitalidad (8), mientras que los que no la consumen habitualmente este índice está en la franja intermedia o regular (7,1). Referente a las estaciones del año: en verano y primavera es cuando más vitalidad tenemos frente a las estaciones de frío donde los niveles bajan, por lo que es ahora cuando tenemos que reforzar más nuestra vitalidad. Los que realizan deporte durante una hora diaria o más tienen un índice de vitalidad superior a la media (entre 7,5 y 10), mientras que los que emplean media hora o menos son los que tienen un menor índice de vitalidad (inferior a 4,4). En cuanto al ámbito individual de la pareja: para la gran mayoría, tener un buen nivel de vitalidad influye muy positivamente en las relaciones de pareja. Para el 70 %, tanto en hombres como en mujeres, la vitalidad mejora la predisposición a tener relaciones sexuales. Otro factor que no debemos olvidar es el tiempo que estamos delante de una pantalla, tenemos que hacer el esfuerzo por socializar más y dejar de lado nuestros dispositivos.

POST RELACIONADOS //