El interior de Castilla es bastante desconocido incluso para los que somos de allí. ¿Podéis creer que en más de diez años viendo en Salamanca no había estado nunca en “La Peña de Francia”? Teníamos que poner remedio ya que me habían comentado que merecía la pena, cogimos el coche por una carretera bonita muy bonita, pero llena de curvas infernales, y visitamos esta montaña situada al sur de la provincia. El paisaje es maravilloso lleno de contrastes, muy recomendado para un fin de semana. Podéis comer en cualquiera de los pueblos que hay de paso: chanfaina o farinato, platos típicos de la zona para un día redondo.

Photograped by Juan Gámez, Jeffrey Herrero  & edited by Jeffrey Herrero

POST RELACIONADOS //