De Bilbao a Biarritz

La Costa Vasca que va desde Bilbao y Biarritz tiene algo que hace que sea una de mis favoritas. Este verano nos escapamos un par de veces por la zona, tomando Bilbao como centro donde alojarnos el viaje en coche por toda la costa es una experiencia muy recomendable. En Bilbao sobran las recomendaciones, toda la zona centro y la del Museo Guggenheim siempre es un gustazo, incluida la visita al interior del incomparable edificio. Otra zona que me encantó fue el barrio de la Marina, el antiguo barrio pesquero que conserva la imagen más típica del pueblo de casas vascas llenas de color.

Comenzamos el camino y paramos en Bakio, rodeado de vegetación, acantilados y una enorme playa ideal para el baño donde pasamos el día tranquilamente. Al atardecer, casi al lado, en la localidad de Bermeo está la Ermita de San Juan de Gaztelugatxe, ahora popularizada por ser uno de los escenarios de la serie Juego de Tronos. Pero es mucho más que eso, es un lugar mágico con unas vistas impresionantes desde todos sus puntos, siempre y cuando seas capaz de subir los 241 escalones para acceder a la Ermita.

El Bosque de Oma se encuentra a escasos 3 kilómetros del Parking de Lezika-Basondo, que es donde aparcaremos nuestro vehículo y comenzaremos la ruta. Partiendo de Basondo se tardan unos 45 minutos andando por un camino de montaña accesible. Es un lugar que transmite algo especial y uno de mis favoritos, siempre que paso por esta zona aprovecho para visitarlo. El autor, Agustín Ibarrola artista nacido en Basauri – Autodidacta, se inició en el cubismo y el constructivismo y realizó esta obra en 1982.

Visitamos otros pueblos y zonas como, Geoparque Deba Zumaia, Urdaibai, Mundaka o Lekeitio. Aparte de la belleza de la costa, cabe destacar la gastronomía de la zona, incluidos los famosos pintxos, pronto te adaptarás a una nueva forma de comer a base de estas pequeñas delicias que se sirven por toda la zona.

Photograped by Juan Gámez, Jeffrey Herrero  & edited by Jeffrey Herrero

POST RELACIONADOS //