Chicago on the Top

Para nuestro viaje de verano por USA, teníamos claro que visitaríamos New York y San Francisco, pero nos quedaban unos días y no teníamos muy claro dónde ir. Al comentar con los amigos, varios nos recomendaron visitar Chicago, y claro no tuvimos más remedio que mirar y buscar qué se podía hacer y ver en Chicago. Varias cosas definen a Chicago: es la tercera ciudad en población después de New York y Los Ángeles, se encuentra al borde del Lago Michigan, y sus rascacielos, sin olvidar el fenómeno gánster durante la ley seca, con Al Capone a la cabeza, pero esto ya es historia. Chicago se considera la ciudad donde se originaron los rascacielos en 1885, con el edificio más alto del mundo con sus 42 metros y 10 plantas. Hoy en día estas alturas se han multiplicado por todo el mundo, y en Chicago son varios los que se deben visitar y subir, destacando el más alto, la Torre Willis o Torre Sears, con un mirador de infarto a 442 metros de altura.
Paseando por Chicago destacan sus teatros, con los letreros luminosos que hemos visto en muchas películas, su metro en superficie con las estructuras metálicas que atraviesan las avenidas y el ruido característico al pasar, sus museos tanto de arte como de historia natural, la música desde el jazz al house o el hip-hop. Nosotros, además de los rascacielos y los museos, también visitamos el estadio de los Chicago Bears de fútbol americano, bueno más que el estadio fue la tienda, con la compra de las gorras correspondientes, y también la Navy Pier, el puerto con sus tiendas y la noria que veis en las fotos. Por ultimo comentar que si vas a Chicago no olvides llevar un paraguas, nosotros no lo hicimos y el primer día volvimos literalmente empapados después de un diluvio repentino.

Photograped by Juan Gámez, Jeffrey Herrero  & edited by Jeffrey Herrero

POST RELACIONADOS //