Back to Alcatraz

La verdad que cuando escribí este post “San Francisco – Alcatraz” hace ya cinco años, en 2013, no se me pasó por la cabeza que volvería a visitar la cárcel, ni mucho menos tan pronto. Yo soy un poquito despistado, y no recordaba que para poder hacer la visita hay que comprar con antelación los tickets, y tuvimos que recurrir a un truco que os voy a dejar porque es muy útil. Todas las mañanas se reservan unas 100 entradas para gente que se ha quedado sin ella en la preventa, pero hay que madrugar un poquito y hacer cola durante dos horas, te dan un ticket de color rojo que te da derecho a comprar una entrada en alguno de los diferentes turnos a lo largo del día. Nosotros entramos en el primer turno, llegamos a la isla virgen de gente, me impactó mucho respecto a la primera vez, ya que todo estaba en silencio, mereció la pena el madrugón y las dos horas.

Photograped by Juan Gámez, Jeffrey Herrero  & edited by Jeffrey Herrero

POST RELACIONADOS //