Una caravana a las afueras

Siempre he querido vivir en una caravana, lógicamente se trata de un sueño idealizado, porque sé que no aguantaría ni dos días, demasiado idílico y demasiadas incomodidades. Pero lo que no descarto es una ruta por la costa, tenemos que planearlo y llevarlo a cabo. Es una idea que ha vuelto a tomar fuerza recientemente al encontrarnos dos caravanas abandonadas al borde de la playa, escondidas entre la espesa vegetación de la zona. Era como si los habitantes hubieran desaparecido de repente, todo el contenido estaba dentro: vasos, sartenes, cubiertos, sombrilla de playa, pero lleno de suciedad y de salitre. La vegetación se estaba apoderando de ellas. Me intriga la historia de estas dos caravanas, investigué en el pueblo, pero no encontré nada sobre ellas.

Photograped by Juan Gámez, Jeffrey Herrero  & edited by Jeffrey Herrero

POST RELACIONADOS //