China – Nanjing 南京城

Comienzo a relataros mis aventuras por China con la ciudad de Nanjing 南京城. Es la capital de la provincia de Jiangsu en la República Popular China, situada cerca del río Yangtsé. Es la segunda ciudad más grande de la región, después de Shanghái. (Todo esto lo dice la Wikipedia y yo le hago caso sin más). Fuimos en tren desde Shanghái, se tardan unas dos horas más o menos, me fascinó el tamaño de las estaciones de tren, algo descomunal, como pensado para cuando China domine el mundo. Son las siete de la mañana y casi perdemos el tren buscando un café, mejor un té, poco más tarde entendíamos porque en el avión todos los chinos iban con un termo, son adictos al agua caliente y al té. No pude resistirme, me vine con mi termo dorado de última generación, lo tengo a mi lado mientras escribo estas líneas.

La ciudad en general es muy bonita, y por supuesto con muchos parques. La vida en China gira en torno a los parques, es fascinante ver cómo la gente de diferentes edades se divierte con las diferentes disciplinas y actividades. Algo curioso en la arquitectura es que puedes encontrar un rascacielos ultra moderno recién construido al lado de un templo de miles de años o un barrio de casas bajas muy humildes. Todos conviviendo en el mismo espacio y mezclados entre sí, puedes encontrar la gente de un lugar comiendo en otro y los del otro trabajando en el otro.

El primero de los días lo dedicamos a visitar la ciudad, conocer sus calles, sobre todo un paseo por el parque del lago Xuan Lu que está dividido por islas. Aquí hicimos la fricada del día, montar en unas barcas con forma de pato de goma, esto lo podréis ver en el video que estoy preparando sobre el viaje y en breve os enseñaré, una fucking locura. Al final del parque se encuentra la muralla de la ciudad, de esta manera matamos el mono de “muralla china”, ya que sólo íbamos a estar por la zona de Shanghái.

El segundo de los días nos dirigimos hacia Purple Mountain para visitar el Ming Xiaoling Mausoleum, era fiesta en China y aquello estaba lleno de gente, bueno en China todo está lleno de gente. Llama la atención el gran muro de piedra que protege el templo. De vuelta nos perdimos por los caminos y llegamos hasta una pequeña cima donde había una especie de templo, la foto que corona este post, y unas vistas del skyline de la ciudad y la contaminación (los niveles estaban que mejor ni mirarlo). Esto lo descubrimos por casualidad, por eso siempre os digo que lo mejor es perderse y no seguir las rutas estipuladas para turismo.



Photograped by Juan Gámez, Jeffrey Herrero & edited by Jeffrey Herrero