Los futbolistas más estilosos de Europa

Llegada la época de Mundiales o torneos internacionales de cualquier tipo, no es una discusión pocas veces recurrida la de qué selección cuenta con los jugadores mejor vestidos, con más clase, más estilosos. El hecho de que cada país salga al campo con su propia y única vestimenta concienzudamente trabajada a lo largo del año, intentando representar el espíritu de su estado o nación, ayuda a establecer esas comparaciones. Banales, sí, y completamente alejadas del mundo del deporte, pero reales.

Uno de esas últimas competiciones tuvo lugar en la pasada Copa del Mundo celebrada en Brasil en el verano del 2014, donde periodistas y fotógrafos esperaron a las selecciones en su llegada a los aeropuertos brasileños, expectantes algunos por analizar el estilo de las selecciones más importantes. Y, como suele pasar en esto de la moda, Italia fue la que se llevó la mayoría de comentarios. La selección transalpina tomó tierra en Brasil y destelló a propios y extraños con un traje de tres piezas diseñado por Dolce & Gabanna, patrocinador oficial del equipo desde 2006.

italiamilandolcegabbana

Cierto es que el fútbol italiano no atraviesa por su mejor estado de salud en lo que va de década, sobre todo en cuanto a la relación de la competición local con el público. Los estadios de la Serie A italiana cuentan con un pobre 53% de asistencia media en sus estadios (un número avergonzante comparado con el 95% de la Premier Leage, el 91% de la Bundesliga o incluso el 71% de la La Liga española) y el número medio de espectadores sobrepasa los 20.000. Lejos quedan ya para los equipos italianos los comienzos de siglo o las décadas de los 80 y los 90 en los que Italia contaba con la competición más potente del mundo.

Pero si algo no se le puede discutir a la competición italiana, es la clase y elegancia de muchos de sus futbolistas. Pirlo ya no está presente tras embarcarse hacia Nueva York hace unos meses, pero ahí siguen veteranos como Francesco Totti, referencias actuales como Claudio Marchisio o mitos de los últimos tiempos como Paolo Maldini y Christian Vieri para dejar bien claro quien manda en esa parte del campo del fútbol. Y ya no solo eso, sino que solo hace falta mirar los modelos de equipaciones de cada uno de los equipos italianos con presencia habitual en Champions League (Juventus, Milan, Inter, Roma, Fiorentina), para ver que ninguno de ellos suele caer en la fiebre de camisetas estridentes y demasiado llamativas tan en boga últimamente.

Son ya nueve los años que llevan sin un título internacional por selecciones (desde el Mundial de 2006) y la última Champions League fue obra del Inter de Mourinho en 2010, pero, con ropa de calle, los italianos siguen en el primer puesto del podio.

3

Fotografías GQ Italia y Dolce & Gabbana by Marco Falcetta