China – Shanghai Temples

Algo que me llamó mucho la atención fueron los templos budistas en medio de la ciudad, repletos de madera y dorados, y rodeados de rascacielos. Resulta curioso mirar de vez en cuando al cielo para comprobar que alrededor hay miles de torres de hormigón que los custodian. Conviven juntos, presente y pasado, en una ciudad un poco caótica arquitectónicamente, que conforma dos mundos diferentes pero que se relacionan entre sí. Es fácil ver a personas que trabajan en los rascacielos en el templo, y viceversa, al igual que en los restaurantes de calle. Visitamos Jing’an Temple Station, como os comentaba antes, una estación de metro nos deja directamente en la puerta. En todos los templos budistas en China suele haber una torre de los deseos donde, sobre todo los niños, intentan colar una moneda de 1 yuan para que éstos se cumplan, y yo no podía irme sin tirar la mía. Es el templo más antiguo de la ciudad, y ha sido varias veces reconstruido, en su interior se encuentra la estatua de buda más grande del país, es realmente impresionante. La segunda visita no es un templo en realidad, es uno de los jardines más famosos de toda China, construido durante la dinastía Ming, y ahora totalmente rodeado de miles de tiendas es una de las zonas más turísticas, pero merece la pena por su belleza.


Photograped by Juan Gámez, Jeffrey Herrero & edited by Jeffrey Herrero